Proyecto Educativo

Aprender Jugando

Los contenidos de enseñanza se trabajan al principio con actividades lúdicas que introducen a los niños en el tema, y posteriormente con actividades en las que se plasma en material concreto (papel, pinturas, pincel…) el nivel de comprensión alcanzado por el niño durante el juego.

Estas actividades de mesa, además del valor pedagógico, desarrollan en el niño otros importantes hábitos.

Estimulación Temprana (Bits)

Todos los días al comenzar nuestra jornada, todas las clases desde los bebés hasta los más mayores, se reúnen en “asamblea” para saludarse y comentar cosas interesantes sobre ese día. Entre estas actividades de estimulación las educadoras presentan los bits de estimulación temprana, que son unas tarjetas con imágenes temáticas muy atractivas para los niños.

Muy resumido diremos que, la finalidad de este programa de estimulación, es que los niños al ver la imagen y escuchar la información vayan creando nuevas conexiones neuronales a través del estímulo recibido. Esta estimulación intelectual beneficiará al niño para toda su vida.

Clases de Inglés

Conocedores de que el aprendizaje de una segunda lengua favorece una mayor diversificación de la estructura de la inteligencia, el desarrollo de la flexibilidad del pensamiento y la fluidez verbal, impartimos clases de inglés. Nuestro colegio ofrece a todos los niños, desde bebés hasta los mayores, sesiones diarias de inglés impartidas por una profesora nativa con mucha experiencia en la enseñanza de este idioma en educación infantil.

El objetivo de nuestro programa de Inglés es crear un clima cálido y afectivo que invite a la comunicación, utilizando de manera complementaria otros lenguajes: gestual, plástico, musical, dramático... es decir, aprender de manera lúdica haciendo una inmersión natural en esta segunda lengua, el Inglés.

Inteligencia Emocional

La asistencia a la escuela por primera vez supone para el niño/a comenzar a familiarizarse con personas, espacios y materiales diferentes a los conocidos en su ámbito doméstico. Este cambio hará que vaya ampliando su mundo y descubra las pautas de comportamiento de los grupos sociales en los que se desenvuelve. La escuela supone una oportunidad para crecer y madurar, para afirmarse en su propia identidad e iniciar, de este modo, el conocimiento y la adaptación al mundo exterior.

Es la etapa de la máxima expresividad, de la expresión descontrolada y exagerada, de las emociones que duran segundos y cambian con rapidez, del encuentro afectivo entre personas donde es más importante sonreír que dar un discurso, donde es más importante jugar que escuchar una larga explicación. Los niños/as en estas edades aprenden viviendo, relacionándose y manipulando el entorno, por eso el aula será un escenario muy importante donde los impulsos del corazón se muestren en toda su autenticidad.

En nuestro Centro tenemos como objetivo desarrollar las capacidades para que el niño/a sea autónomo, crítico, sepa vivir y convivir, y pueda adaptarse a los cambios y ritmos que se le presentan, valorando sus esfuerzos y no sólo sus resultados.

Nuestro Proyecto Educativo establece las bases para una buena educación emocional y profundiza en las capacidades dirigidas al desarrollo integral de los niños/as como personas.

Es importante para nosotros trabajar con ellos las emociones con actividades que les sirvan para adquirir seguridad emocional; se den cuenta de lo que sienten y por qué lo sienten; aprendan a comunicarlo; sepan cómo autocontrolarse, expresar correctamente las emociones y aceptar las frustraciones. En este sentido, se trabaja la autoestima, la expresión y la gestión de las emociones y la aceptación de la frustración, la actitud positiva, la competencia social (comunicación y escucha, empatía y tolerancia) y la solución constructiva de conflictos.

Ayudar al niño/a a poner nombre a las emociones y reconocer lo que siente, le ayudará a conocerse mejor, a comunicarse con los demás y a gestionar las propias emociones.

Psicomotricidad - Representaciones - Judo

En nuestro Proyecto Educativo damos especial importancia a las sesiones diarias de psicomotricidad como medio para que el niño/a conozca su propio cuerpo y sus posibilidades de acción, así como semanalmente a las actividades de teatro y guiñol donde el niño expresa sus emociones y sentimientos a través de la música, las dramatizaciones y la expresión corporal desarrollando así la creatividad.

Los niños y niñas de 4 y 5 años reciben clases de Judo Infantil declarado por la U.N.E.S.C.O. como el deporte más aconsejado desde la infancia, para conseguir a través del juego y la diversión mejorar: la coordinación, la psicomotricidad, la situación espacial, la amistad, etc.

Aprender Haciendo

Consecuentes con la premisa de que la educación debe servir para la vida, nuestro colegio es consciente de la importancia que tiene para el aprendizaje de los niños el hecho de que ellos puedan poner en práctica lo que aprenden en clase.

Por eso a lo largo de todo el curso escolar nuestros niños participan en multitud de talleres como los de cocina, de recogida y elaboración del aceite de oliva, de música, el taller de educación vial, taller de deporte y salud, taller de jardinería, la granja escuela...

Estos talleres, adaptados a las diferentes edades, tienen como metodología “aprender-haciendo”, y nuestra escuela cuenta con los espacios adecuados para realizarlos, como son la sala polivalente, el teatro, el parque de tráfico, el campo de fútbol, el huerto y los olivos, el minizoo...